• June 14th, 2024
  • Friday, 10:20:20 AM

Redada de la Estación de Apoyo Humanitario


Five things you can do to avoid a coronavirus scam

Después del atardecer del 5 de Octubre en Arivaca, Arizona, la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos llevó acabo una redada de la estación de apoyo humanitario de No Más Muertes, Byrd Camp, la segunda redada nocturna en dos meses. Voluntarixs fueron detenidxs por 3 horas mientras 12 personas que recibían cuidado médico, comida, agua, y amparo del calor de 100+ grados fueron detenidos.

En una demostración masiva de fuerza armada, la Patrulla Fronteriza, junto con la Unidad Tactica de Patrulla Fronteriza (BORTAC), descendió sobre el campamento con un vehículo blindado, cuatrimotos, un helicóptero, y cuantiosas camionetas marcadas y no-marcadas. Agentes armados con rifles de alto calibre persiguieron y aterrorizaron a aquellos que recibían cuidado médico, todo esto mientras el helicóptero volaba muy bajo sobre aquellos presentes, levantando polvo y escombros, impidiendo el poder ver. La Patrulla Fronteriza rompió ventanas, rompió puertas, y destruyó infraestructura esencial del campamento junto con provisiones. Esto viene después de una fuerte vigilancia del campamento y patrullaje del perímetro, creando un ambiente antagónico y angustioso para aquellxs recibiendo cuidado desde la noche del Sábado 3ro del mes.

Desde la previa redada del 31 de Julio, la Patrulla Fronteriza ha rechazado en múltiples ocasiones el reunirse con voluntarixs para hablar sobre acuerdos previamente compartidos cuyos sostenían el derecho a proveer apoyo humanitario. El jefe del sector mandó una carta a representativos de No Más Muertes afirmando el rechazo.

La vigilancia constante de la Patrulla Fronteriza y acoso del Campamento Byrd previene que pacientes puedan recibir cuidado esencial. La criminalización del apoyo humanitario y cuidado médico que proveemos es solo una parte más de las políticas letales de la agencia. La Patrulla Fronteriza detiene a personas en instalaciones inseguras y letales donde la negligencia médica es rampante y los abusos de derechos humanos han sido ampliamente documentados.

Paige Corich Kleim, una voluntaria presente en la redada de ayer dijo esto sobre la previa redada a fines de Julio “De nuevo, la Patrulla Fronteriza está concentrando sus recursos en interferir con apoyo humanitario durante el tiempo más mortal del año para la gente que está cruzando la frontera,” “Personas están muriendo en el desierto por políticas de persecución en la frontera, y ahora la Patrulla Fronteriza quiere prevenir que las personas tengan accesibilidad al apoyo que salva vidas. Lo vemos como una violación muy clara de la ley humanitaria internacional.”

Desde el 2004, el Campamento Byrd ha sido un lugar en donde la gente que cruza por el peligroso Desierto Sonorense puede encontrar comida, agua, ayuda médica, y amparo. El Campamento Byrd siempre ha operado de manera abierta y transparente y ha ofrecido apoyo humanitario conforme los protocolos de la Cruz Roja. No Más Muertes afirma el derecho de que toda persona, independientemente de nacionalidad, pueda dar y recibir apoyo humanitario. Nuestrxs voluntarixs están específicamente entrenados para respetar la autonomía al proveer cuidado médico según la práctica estándar en el campo médico y solo llaman al 911 y a la Patrulla Fronteriza con el consentimiento del paciente. Continuaremos siendo una presencia en el desierto mientras la Patrulla Fronteriza y sus políticas sigan creando una crisis de muertes y desapariciones.

 

Para Más Noticias de Arizona: WWW.ELSEMANARIOARIZONA.COM